Relleno de Labios con Ácido Hialurónico

Cuando pensamos en relleno de labios pensamos en unos labios más voluminosos, pero al mismo tiempo que el resultado sea natural.
 
Lo ideal al realizar un relleno de labios es lograr un aspecto natural, con un volumen armónico y acorde a sus rasgos faciales. Al colocar ácido hialurónico en los labios se consigue aumentar su volumen, de manera que estos se vuelven más tersos, voluminosos y sensuales, pero sin limitar su movilidad o expresividad y por supuesto, respetando las proporciones.
Tener los labios voluminosos e hidratados es una de las cualidades que hacen más atractivos a hombres y mujeres, algo que muchos desean. Para conseguir unos labios más carnosos, tersos y sensuales, la mejor y mas saludable opción es el ácido hialurónico. Con rellenos de ácido hialurónico, será inevitable que los labios, ahora más  sensuales, atraigan todas las miradas.
 
La mayoría de los pacientes con labios deformados, es consecuencia del uso de biopolimeros (silicona) o algún otro material permanente que produce reacciones inflamatorias severas y deformantes. El paciente que busca tener labios voluptuosos debe asegurarse de encontrar un profesional idóneo, que utilice materiales autorizados y que tenga sensibilidad estética.
Mediante la aplicación de ácido hialurónico también es posible retocar la forma y definir el contorno de los labios, resaltando su relieve y haciendo que destaquen en el conjunto con el rostro de una manera sexy y atractiva, pero natural.

Mediante la aplicación de ácido hialurónico también es posible retocar la forma y definir el contorno de los labios, resaltando su relieve y haciendo que destaquen en el conjunto con el rostro de una manera sexy y atractiva, pero natural.

El aumento debe ser gradual, no hacerlo todo en una sesión. Esto permite que la piel expanda de forma natural y  evita el efecto “boca de pato”. Para conseguir un resultado más natural en los labios, hay que usar mas material, pues no solo se trata de el labio, sino también la zona de alrededor para evitar un efecto de “dibujo animado”. Elegir productos de calidad reconocida, con los avales sanitarios correspondientes. Respecto a la técnica, el truco esta en ir depositando pequeñas dosis paulatinamente.

El procedimiento dura unos 45 minutos, se realiza bajo anestesia troncular, realizando previamente la desinfección correspondiente. Se inicia redefiniendo el borde bermellón, para continuar con los pilares y finalmente el volumen. Finalizado el procedimiento el paciente puede retomar sus actividades habituales.
 
Los resultados perduran entre 6 y 12 meses, será posible volver a repetir el tratamiento haciendo pequeños retoques cada 6 a 12 meses para mantener el mismo volumen y el aspecto jugoso de los labios.
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound
Abrir chat