Rosácea

La rosácea es una dermatosis inflamatoria crónica, qué se caracteriza por la aparición de eritemas (enrojecimiento), sumado a la hipertrofia de las glándulas sebáceas, es decir, mayor producción de sebo, afectando la parte media de la cara y en algunas ocasiones llega a comprometer la región ocular. A la vez esta enfermedad ocasiona una alteración estética notable de la cara, esto afecta las relaciones sociales de los que la padecen con posibles consecuencias psicológicas.

Incluso se le otorga un carácter inmunológico. Aunque la enfermedad afecta en igual proporción a hombres y mujeres, la experiencia ha demostrado qué las mujeres consultan más al médico, porque se preocupan más por su aspecto estético, la rosácea se ha observado con mayor frecuencia en pacientes de piel clara. Generalmente la rosácea tiene un largo periodo de evolución, inicialmente puede manifestarse como una tendencia a ruborizarse con facilidad y un sutil enrojecimiento del rostro, este estado podría ser descrito cómo fase de pre rosácea pues se presenta antes de que aparezcan otros síntomas más evidentes.
 
El origen fisiológico de la rosácea no se ha determinado completamente, sin embargo, se ha relacionado con la genética, inestabilidad de la piel, y alteraciones vasculares. Cada paciente tiene una sensibilidad diferente y su piel reacciona de manera diferente, en la rosácea se puede observar un notable aumento de la vasculatura, es decir, un aumento del número de vasos sanguíneos faciales, como tambien un importante engrosamiento y endurecimiento de la piel; además existe una importante degeneración de la matriz dérmica por el desgaste de la piel, debido a la extrema sensibilidad que genera esta enfermedad.

Factores desencadenantes:

  • Ambientales: calor, sol, cambios bruscos de temperatura, baños calientes, viento.
  • Alimentarios: alcohol, comidas picantes, salsa de soja, comidas calientes, chocolate.  
  • Emocionales: estrés, ansiedad, ejercicio, menopausia.  
  • Sustancias tópicas: acetona, corticoides, retinoides, cosméticos.

Síntomas

  • Ruborización: este síntoma se produce debido a la vascularización, pero su origen es desconocido, se cree que tiene que ver con aspectos nerviosos, que incluyen la liberación de adrenalina y endorfinas, la vascularización produce como síntoma los eritemas y las telangiectasias.
  • Pápulas
  • Pústulas
  • Escozor  
  • Piel seca
  • Rinofima
  • Manifestaciones oculares
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound
Abrir chat