Sueroterapia

La sueroterapia biológica, un tratamiento basado en la aplicación intravenosa de sueros personalizados según las necesidades y objetivos específicos de cada persona, para mejorar su salud, bienestar y su aspecto físico.

Es un tratamiento consistente en la administración de sueros específicos vía intravenosa, que favorecen la autocuración de nuestro organismo a partir de una selección de sustancias biorreguladoras, vitaminas, enzimas, oligoelementos, minerales, catalizadores y fármacos biológicos naturales que reparan y rejuvenecen las células del cuerpo y neutralizan los radicales libres según nuestras necesidades concretas.

Las sueroterapias consisten en la aplicación intravenosa de sustancias como biorreguladores, vitaminas, minerales, catalizadores, enzimas y oligoelementos. Los oligoelementos son muy importantes en los procesos metabólicos del cuerpo, además tienen un efecto desintoxicante y equilibrador en el organismo.

La detoxificación del cuerpo es una de las principales indicaciones de la sueroterapia, ya que la aplicación intravenosa de sueros representa un método terapéutico que activa la capacidad de autocuración del organismo (fortaleciendo el sistema inmunológico) y favorece la eliminación de toxinas a través de las vías fisiológicas de eliminación.

En el área de salud las sueroterapias ayudan en problemas como fatiga, migraña, gastritis, artrosis, depresión, estrés, fibromialgia, insomnio, infecciones virales y respiratorias como gripas recurrentes, rinitis, sinusitis y estreñimiento. Indicada en pacientes con enfermedades agudas o crónicas degenerativas, en estados convalecientes después de una enfermedad u operación, personas con alta carga de trabajo y estrés, personas obesas o deportistas, o simplemente personas sanas que buscan prevenir enfermedades y optimizar el rendimiento físico e intelectual.

Los sueros empleados en el tratamiento de sueroterapia son totalmente personalizados según las necesidades individuales y los beneficios para la salud que se deseen obtener. Se tiene una primera consulta con el paciente para determinar cuáles son sus necesidades y objetivos, para así realizar el suero que consideremos adecuado. Por ejemplo, existen combinaciones de sueros para:

  • Reactivar las funciones hígado, páncreas y vesícula biliar.
  • Mejorar estados de agotamiento o fatiga crónica
  • Terapia anti estrés.
  • Proteger el sistema inmunológico.
  • Suero antienvejecimiento.
  • Revitalizar nuestra energía.
  • Mejorar la salud cardiovascular.
  • Mejorar la memoria, el rendimiento intelectual, la concentración y la salud cerebral general.
  • Fortalecer huesos y articulaciones.
  • Reforzar el bienestar y la salud sexual.
  • Reducir la adicción a la nicotina.
  • Elevar las defensas del cuerpo para prevenir enfermedades.
  • Regular el insomnio.
  • Mejorar la salud y belleza de piel y cabello.
  • Detoxificar el cuerpo.
  • Coadyuvante en tratamientos de descenso de peso.
  • Retardar el proceso de envejecimiento.

Existen varios tipos de sueros y cada uno con diferentes beneficios, por ejemplo algunos de los más usados son, la megadosis de vitamina C: es antioxidante, antitumoral, desintoxicante y revitalizadora. El suero Anti obesidad: reactiva el metabolismo de los lípidos, los acelera, y transforma los ácidos grasos en energía. El suero Anti envejecimiento: se utiliza para renovar las células internas y externas de los órganos y tejidos del cuerpo. El suero Anti estrés: potencia la secreción de las hormonas que inducen la relajación, el sueño y atenuando la ansiedad. El suero Anti anemia: aumenta los niveles de hemoglobina en la sangre, permitiendo a las personas sentirse más activas. Incluso, podemos combinar diferentes sueros entre sí para potenciar los resultados.

Sus efectos terapéuticos son rápidos, permitiendo restablecer las funciones normales de los órganos y acelerando la recuperación biológica de los pacientes, recuperar vitalidad, detener el deterioro orgánico y empezar a vivir una vida más plena. Mientras más temprano se empieza con este tratamiento funcionará mejor, previniendo la degeneración de las células y el daño en el ADN.

No genera efectos secundarios. Es un tratamiento ambulatorio, que no requiere hospitalización, con una duración en su aplicación de treinta a cuarenta minutos y luego de esto puedes reintegrarte de inmediato a tus actividades. La cantidad de sesiones y tiempo depende de la valoración médica y la necesidad de cada paciente. Debido a su aplicación intravenosa, sus efectos son más rápidos, notando sus beneficios de manera casi inmediata.

Es importante complementar cualquier sueroterapia con un cambio de hábitos saludable, es decir, mejorar la alimentación, dormir las horas adecuadas, recrearse para bajar los niveles de estrés e integrar actividad física a la rutina diaria.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound
Abrir chat